Corpore sano in mens sana

¿Te apuntarías a un gym de conversaciones antes de las vacaciones de verano?

Me encanta comprobar todos los días como ha calado en la sociedad española la famosa frase “Mens sana in corpore sano”. En esta época del año, el número de personas que vemos corriendo por los parques, montando en bicicleta o caminando a buen ritmo, o la cantidad de gente que está entrenando en los gimnasios, crece de manera sustancial.

¿Quién de nosotros no hace su particular esfuerzo para ponerse a punto de cara al verano en la ya famosa “operación bañador”?

Ahora bien, durante el verano, en general, y en nuestras vacaciones, en particular, se incrementa el tiempo y la interacción que tenemos con la familia, los amigos, conocidos, etc. También y como consecuencia de lo anterior, la posibilidad de que surjan conflictos de interés y comunicación con nuestros interlocutores, que amargan nuestras vacaciones, a veces. ¿Te ha pasado alguna vez?

Claro que yo subscribo la frase “Mens sana in corpore sano” y cuido de la salud de mi cuerpo. Ahora bien, creo que, frecuentemente, descuidamos el “Corpore sano in mens sana”, esto es, un cuerpo sano derivado de la coherencia y salud de las conversaciones propias que tengo en mi mente, y las conversaciones públicas que tengo con mis interlocutores. Si no hay coherencia y salud en nuestras conversaciones, el cuerpo lo somatiza en dolores de estómago, cabeza, etc.

¿Qué conversaciones podemos entrenar para este verano que posibilite un cuerpo sano a través de una “musculada” mente sana? Veamos algunos ejemplos que te puedan sonar:

  • Decir sí a un plan que no te apetece en absoluto. ¿Te ha pasado alguna vez que dices que sí a un plan que no te apetece en absoluto y te “lo comes con patatas”?
  • Negociar con tu pareja los días que pasarás con, por ejemplo, tus suegros. ¿Has cedido en aspectos importantes para ti y en demasiadas ocasiones?
  • Pedir ayuda cuando realmente la necesitas. ¿Te sientes un poco “explotado/a” tratando de cuidar a los demás y no te permites pedirles ayuda para cuidarte un poco más tú mismo/a?
  • Gestión del error propio y ajeno. ¿Te has equivocado con alguien importante y te cuesta “deshacer el nudo” interno que se aloja en el estómago? ¿Se han equivocado contigo y te cuesta dar espacio para la rectificación?
  • Decirle a alguien que no te gusta algo concreto, por ejemplo a alguien del hotel donde pasas tus vacaciones o a tus amigos/hijos, etc. ¿Cómo te sientes cuando no lo dices o lo dices inadecuadamente? Por muy “musculado” que tengas el cuerpo puede que flojee porque la mente anda contrariada, ¿verdad?

¿Cuáles son las preguntas claves que tenemos que contestar para entrenar y muscular nuestra mente para que esté sana y el cuerpo también? Veamos:

  1. ¿Cómo te sientes cuando dices sí y es que no, cuando cedes demasiado traspasando tus líneas rojas, cuando no pides ayuda y la necesitas realmente, cuando te equivocas y no rectificas o no das espacio para la rectificación del otro, o cuando “te comes” lo que te molesta de verdad?
  2. ¿Qué consecuencias tiene para ti lo anterior?, ¿Es asumible realmente por tu parte?, ¿Te compensa?
  3. ¿Quieres hacer algo distinto?, ¿De cero a diez, cuánto lo deseas de verdad?
  4. Si lo deseas 9-10, ¿Cuáles son tus miedos al respecto?, ¿Te sientes capaz de gestionarlos?
  5. Si no puedes tu sólo, con tu actual “musculatura mental y conversacional”, ¿Qué te parece si lo entrenas dejándote acompañar por un buen entrenador personal, como lo harías para muscular el cuerpo?

Cuidar de tu mente, conversaciones propias, y de tus conversaciones públicas, muscula tu auto confianza y tiene un impacto directo en tu salud corporal. ¿Merece la pena, verdad?

Además, ¿Cómo puedo liderar un equipo en mi ámbito profesional si no soy capaz de auto liderarme en las conversaciones que importan durante mis vacaciones?

Por tanto, si quieres entrenar las conversaciones que más te cuesta gestionar en vacaciones y sientes que necesitas el acompañamiento de un entrenador personal, te propongo que te apuntes al gym “Corpore sano in mens sana” para que muscules tu auto confianza y disfrutes más de tus próximas vacaciones.

¿Te apuntas? Te pido que me mandes un mail a paco.cruz@avanzatc.com y concretamos tu entrenamiento personal telefónico. Promoción exclusiva “Julio 2018”, para los 20 primeros subscriptores (actuales o nuevos) de este blog que lo soliciten por mail: 1ª sesión de 30’ gratuita y, si quieres entrenar más, 2ª sesión de 60´ por 50 €, más IVA.

Os deseo a todos un fantástico verano y muy buenas vacaciones. Un abrazo y hasta septiembre.

brain-a

Si te ha parecido interesante el post, te pido que los compartas en redes sociales.

Muchas gracias.

4 comentarios sobre “Corpore sano in mens sana

Agrega el tuyo

  1. Pakooo! Muy buena idea lo del gimnasio para muscular la autoconfianza, jaja! No te dije nada, lo siento, pero lo compartiré porque me hace mucha gracia! Ya se ha apuntado gente a la primera sesión?
    Besote enooooorme!!!

    Me gusta

  2. Corpore sano in mens sana! Qué gran idea :D. Soy una convencida de que los seres humanos vivimos en nuestras conversaciones, y en ellas crecemos o nos limitamos! Mucho Echeverría y mucho Maturana, pero al final lo que me falta es mucha práctica…. creo que me tengo que apuntar a este gimnasio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: